Logo

Más recursos

Para la Institución Penitenciaria es clave el promover la adquisición de hábitos de lectura entre la población reclusa, a la vez que facilitar el acceso a los libros para todos los internos e internas y en todos los centros penitenciarios. Además, en aquellos centros donde hay menores conviviendo con sus madres, es deber de la Administración Penitenciaria garantizar una adecuada educación infantil.

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

Programa de fomento de la lectura

El programa de Fomento de la Lectura, auspiciado por el Ministerio de Cultura, tiene un gran impacto en los centros penitenciarios.  Se desarrolla en colaboración con la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro, a través de convenio, y pretende iniciar y afianzar, en su caso, el hábito lector de los internos de los centros penitenciarios.

A lo largo del año 2015,  56 centros penitenciarios han contado con equipos de animación a la lectura que están compuestos por entre 20 y 25 internos/as, que promueven el hábito de la lectura por medio de técnicas y estrategias que les hacen descubrir el placer que se oculta entre las hojas de un libro.

Durante el pasado año, 1.728 internos (1.482 hombres y 246 mujeres), en media mensual, participaron en alguno de estos equipos. Se han realizado 280 actividades y/o estrategias relacionadas con la Animación a la lectura. Asimismo, se han desarrollado 95 conferencias a cargo de reconocidos autores.

 

Acceso a libros y periódicos

Las personas que se encuentran en prisión tienen derecho a disponer de libros, periódicos y revistas de libre circulación en el exterior, siempre y cuando no carezcan de depósito legal o pie de imprenta (salvo las editadas por los propios internos e internas), ni atenten contra la seguridad y buen orden, o lo desaconsejen las exigencias del tratamiento individualizado.

Acceso a la biblioteca

La biblioteca ha de ser un espacio socio-cultural que ofrezca la información y los servicios de una biblioteca pública y aunque presenta algunas peculiaridades, también ofrece muchas semejanzas, ya que la base de su gestión y organización se asienta sobre la teoría bibliotecaria tradicional.

Cada establecimiento penitenciario cuenta con una biblioteca dotada con un importante número de volúmenes, CD`s y vídeos y una sala de lectura. Los internos e internas tienen derecho a la utilización de sus fondos. Además, pueden colaborar en la gestión de la biblioteca, y proponer la adquisición de libros que consideren de interés.

  • ??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

En el conjunto de las bibliotecas se encuentran catalogados 820.766 volúmenes (una media por centro penitenciario de 11.725), que permiten a los internos/as acceder a los diferentes géneros literarios, en todos los idiomas cooficiales del Estado y con una importante representación de obras en otros idiomas para los internos extranjeros.
 
En función del número de extranjeros, los centros penitenciarios suelen disponer de publicaciones editadas en los idiomas extranjeros más usuales. Para ello se solicita la cooperación de los servicios consulares y organizaciones privadas.
 
En la actualidad, en la totalidad de las bibliotecas, la media mensual de internos lectores en préstamo es 10.235 internos.

Destacan como autores más solicitados:

  • Alberto Vázquez Figueroa
  • Arturo Pérez Reverte
  • Ken Follet
  • Jorge Bucay
  • Stephen King
  • Paulo Coelho
  • Isabel Allende
  • Dan Brown
  • Jean M. Auel
  • Francisco Ibañez
  • J.J. Benitez
  • Alex Rovira

Como obras más leídas, dejando al margen las relacionadas con materias legales y/o penitenciarias, encontramos:

  • La reina del sur, de Arturo Pérez Reverte
  • El Alquimista, de Paulo Coelho
  • Cienfuegos, de Alberto Vazquez Figueroa
  • La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón
  • Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James
  • Sicario, de Alberto Vázquez Figueroa
  • Los pilares de la tierra, de Ken Follet
  • El Código Da Vinci, de Dan Brown
  • El tercer gemelo, de Ken Follett

También se realizan cursos de formación de bibliotecarios, abiertos tanto a los internos e internas como el personal funcionario.

Las actuaciones básicas de estos espacios son:

  • Ser un lugar de lectura.

  • Ofrecer servicio de préstamo de libros.

  • Ser un centro de información.

  • Ser un espacio para actividades formativas y de ocio.

  • Ser un núcleo cultural dentro del centro penitenciario.

Educación infantil

En las Unidades de Madres, ya sean éstas edificios independientes o departamentos dentro de un centro penitenciario, la Unidad Educativa programará cada año una serie de actividades de carácter educativo, destinadas a los menores que viven con sus madres en prisión.

No obstante se prioriza la integración de los menores residentes en Unidades de Madres, tanto internas como externas, en escuelas infantiles de la RED Pública.

  • ??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

En el Centro Penitenciario de Madrid VI, por ejemplo, existe una guardería dentro del propio centro, donde profesores de educación infantil, atienden las necesidades educativas y desarrollo de los menores que viven con sus madres en prisión.

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal