Logo

Alimentación

En todos los establecimientos penitenciarios españoles se proporciona a los internos una alimentación suficiente y controlada.

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

Gestión y control de la alimentación

En todos los establecimientos penitenciarios se proporciona a las personas reclusas una alimentación convenientemente preparada, que responde a criterios adecuados de nutrición, y que tiene también en cuenta especificidades por ejemplo, por motivos de edad o salud, y, en la medida de lo posible, por convicciones personales y religiosas.

Son los servicios sanitarios del establecimiento los que controlan que la dieta de los internos sea equilibrada y que responda y se ajuste a las exigencias dietéticas de la población reclusa. También se ocupan de la nutrición de los menores de tres años que, en determinados establecimientos penitenciarios, conviven con sus madres. En el caso de personas enfermas, controlan y supervisada la dieta más adecuada.

Los racionados se elaboran en las cocinas de los establecimientos de forma diaria, normalmente por los propios internos, formados para ello y coordinados y supervisados por personal penitenciario especializado. En algunos establecimientos se hornea incluso el pan para el consumo de toda la población penitenciaria. Se realizan tres comidas al día; desayuno, comida y cena, lo que garantiza que los platos son servidos en caliente. Disponen de agua potable todo el día.

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal