Logo

Inicio  > Vida en prisión  > Salidas al exterior  > Permisos ordinarios

Permisos ordinarios

Los permisos de salida ordinarios son concebidos en la legislación penitenciaria como un instrumento idóneo para la preparación a la vida en libertad. Facilitan la reinserción, reducen los efectos negativos del encarcelamiento prolongado, y favorecen los vínculos familiares y sociales.  Son, por tanto, un elemento esencial del tratamiento penitenciario

??? Cuerpo[1]/Imagen[1]/Pie ???

Los internos clasificados en 2º grado pueden llegar a disfrutar de un total de 36 días al año y los clasificados en 3º grado de 48, siendo 7 días el tope máximo de duración de cada permiso.

Requisitos

Para su concesión, el interno ha de reunir una serie de requisitos objetivos y subjetivos.

  • De carácter objetivo:

    • Estar clasificado en 2º o 3º grado de tratamiento

    • Tener la cuarta parte de la condena cumplida.

    • No observar mala conducta.

    • Informe preceptivo del Equipo Técnico (no vinculante).

  • De carácter subjetivo:

    • Que no resulte probable el quebrantamiento de condena.

    • Que  no sea previsible la comisión de nuevos delitos.

    • Que  el permiso pueda tener una repercusión negativa en el programa individualizado de tratamiento.

Procedimiento de concesión

La concesión de los permisos ordinarios, previa solicitud por parte del interno, requiere de la valoración, por el Equipo Técnico, de los requisitos objetivos y subjetivos ya mencionados, así como su valoración de la evolución y pronóstico de cada persona solicitante.

Con este informe, es la Junta de Tratamiento la que acuerda la concesión del mismo, que de ser en positivo requerirá de al menos una de las siguientes autorizaciones:

  • Autorización del Centro Directivo, para penados en tercer grado, y penados en segundo grado con permisos de hasta dos días

  • Autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria para penados en segundo grado con  permisos de más de dos días

Tras el disfrute de cada permiso, el Equipo Técnico realiza un estudio y seguimiento de los resultados derivados del mismo.

Controles y medidas de apoyo

Dado que todos los permisos conllevan, en mayor o menor medida, un cierto riesgo de que no llegue a alcanzarse la finalidad resocializadora pretendida, para cada permiso y cada interno o interna se pueden establecer, por parte de la Junta de Tratamiento, condiciones, controles, y/o medidas de apoyo, para su cumplimiento durante el disfrute de los permisos.

Estas medidas son especialmente relevantes durante los primeros permisos.

Algunas medidas son: la presentación en comisaría, el acompañamiento por un familiar, los contactos telefónicos, la prohibición de visitar determinados lugares, o la realización de analíticas sobre consumo de drogas o alcohol.

© Copyright 2015 - Ministerio del Interior - Secretaría General de Instituciones Penitenciarias
Aviso legal